Misión

La misión del Instituto de Inglés es promover un crecimiento personal en los estudiantes, desarrollando habilidades lingüísticas a través de experiencias significativas de aprendizaje, y contribuyendo a la materialización de los valores y sellos institucionales.

Visión

Esperamos que el Instituto de Inglés de UDLA sea reconocido por la formación de estudiantes capaces de comunicarse efectivamente en otro idioma. Que al estar expuestos a otras culturas, aprecian y ponderen una variedad de puntos de vista, examinando de ese modo, sus propias convicciones.

Programa de Inglés: 

El Programa de Inglés de UDLA es un producto colaborativo de socios importantes de la Red Educacional Laureate:

1.    Las autoridades académicas en UDLA (Vicerrectoría Académica, decanos, directores de programa, el director del Instituto de Inglés.)

2.    La Oficina Central de Idiomas de la Red Educacional Laureate (LEP).

3.    La red de directores del Departamento de Inglés de la Red Educacional Laureate.

4.    La red de docentes de UDLA.

5.    La red de docentes de la Red Educacional Laureate.

Los programas de idioma Laureate otorgan a los estudiantes una educación orientada al desempeño profesional, con una perspectiva internacional.

Para lograr estos objetivos el Programa de Inglés de Laureate formó alianzas de largo plazo con socios en las áreas de la enseñanza del inglés. Los socios son Cambridge University Press, Bell Educational Trust y otros.

Laureate Education Inc, Cambridge University Press, Cambridge ESOL y Bell Educational Trust han colaborado en el Laureate English Program, cuyo propósito es mejorar el nivel de inglés de los estudiantes de universidades de la Red Educacional Laureate a nivel mundial, y con eso mejorar sus posibilidades de empleabilidad. Laureate English Program dota a las universidades de Laureate con los mejores materiales de enseñanza de idiomas, herramientas de evaluación, capacitación de profesores, consultoría educacional y de investigación.

El contenido del aprendizaje desarrollado es un planteamiento de última generación y completamente único de Cambridge University Press. Está basado en el reconocido curso Touchstone, que ofrece la primera solución verdaderamente blended para la enseñanza de la lengua inglesa.

Sumado a los procesos internos de aseguramiento de la calidad, el programa de inglés es revisado en colaboración con los socios de LEP. LEP otorga consultoría y entrenamiento al personal local. Los socios externos, los directores de inglés en otras instituciones asociadas y los cuerpos docentes correspondientes, contribuyen al intercambio libre de las mejores prácticas, materiales didácticos y estrategias de evaluación.

La Universidad ha fijado sus objetivos educacionales en la tradición humanista.  Es decir, el centro del proceso educacional es el desarrollo equilibrado del individuo. Se considera que el inglés mejora las habilidades comunicativas generales.

Por consiguiente, el programa de inglés contribuye a la educación general de los estudiantes y está alineado con el énfasis de la Universidad de desarrollar a los individuos con una amplia capacidad no sólo de interactuar con la sociedad, sino también ser un aporte para ella. Por tanto, es importante tener en cuenta que las habilidades lingüísticas forman parte del fortalecimiento de las habilidades blandas de los estudiantes.

El diseño curricular establece que la educación de los estudiantes evoluciona en dos ciclos. El primero de ellos se dedica en gran medida  a apoyar este proceso de ajuste. La mayoría de los cursos de inglés forman parte del ciclo inicial y deben contribuir al objetivo de apuntalamiento de los estudiantes, para que se conviertan en jóvenes universitarios autónomos.

1.    La Metodología Comunicativa (Communicative Language Teaching) pone en el centro de la actividad el aprendizaje relevante.
2.    El promedio de estudiantes por clase no excede los 25 alumnos.
3.    La proporción de horas de preparación es adecuada a las horas lectivas.
4.    Se aplican regularmente cuestionarios de percepción del estudiante.

El Instituto de Inglés depende en forma directa de la Vicerrectoría Académica.

Director del Instituto de Inglés: Thomas Keller, Magíster en Lingüística Aplicada y TESOL, University of Leicester.

Coordinadora académica, Instituto de Inglés: Claudia Apablaza, profesora Media de Inglés, PUC.

Jefe de Operaciones: Nelson Zamora.

Autoridades académicas

DIRECTOR INSTITUTO DE INGLÉS

Thomas Keller O.

Magíster en Lingüística aplicada, University of Leicester, Reino Unido. Estudios interdisciplinarios en Humanidades, California State University Dominguez Hills, Los Ángeles, E.E.U.U. Se ha especializado en la metodología de la enseñanza de un segundo idioma, y también en la dirección, desarrollo de programas, control de políticas de calidad y capacitación de profesores y personal en instituciones dedicadas a la instrucción de idiomas. Se ha desempeñado como rector, director de programas y profesor de idiomas del Instituto Profesional Chileno Norteamericano.

COORDINADOR ACADÉMICO INSTITUTO DE INGLÉS

Bernardo Pino

Doctor en Filosofía de la Universidad de Sheffield, Reino Unido. Magíster en Estudios Cognitivos de la Universidad de Chile, y Licenciado en Lengua y Literatura Inglesas de la misma casa de estudio. Actualmente, desempeña funciones de Coordinación Académica y docencia en el Programa de Inglés de Universidad de Las Américas. También es parte del cuerpo docente de la Escuela de Pedagogía en Inglés, donde ha estado a cargo de asignaturas de Gramática Inglesa, talleres de Comunicación Escrita, y Lingüística.

Cuenta con publicaciones en el ámbito de la Filosofía de la Psicología, y también ha realizado labores como tutor en las asignaturas de Razonamiento Crítico y Teoría del Conocimiento, asignaturas que forman parte del programa de pregrado de Filosofía de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido.

COORDINADORA ACADÉMICA INSTITUTO DE INGLÉS

Claudia Apablaza

Profesora de Educación Media en Inglés de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Magíster en Docencia Universitaria de la Universidad de Las Américas. Certificación en la enseñanza en línea de The Consultants-E, England, U.K. Especializada en metodología de la enseñanza del inglés en las modalidades semipresencial y en línea.

Experiencia en la enseñanza de adultos, de inglés y español, en institutos profesionales, empresas y educación superior. Se ha desarrollado profesionalmente en el ámbito curricular, supervisión docente y el diseño de programas de estudio y evaluación.

Actualmente se desempeña como Coordinadora Académica y docente del Instituto de Inglés en la Universidad de Las Américas.

Diseño Curricular

En la gestión de calidad el Instituto de Inglés considera tres aspectos:

a)    Los profesores de UDLA forman parte de una Comunidad de Práctica Virtual.
b)    Una supervisión regular en la clase, realizada por el Instituto de Inglés.
c)    Las auditorías externas de calidad, realizadas por Bell Educational Trust.

Los docentes de UDLA deben responder y hacer propios los estándares de calidad definidos por el Instituto. Este enfoque es promovido a través del fortalecimiento de la cultura de evaluación de sus pares.

La iniciativa a, refleja la cultura y espíritu de aseguramiento de la calidad. Pone énfasis al enfoque ascendente, en el cual la preocupación por la coherencia del programa, la validez de los resultados de aprendizaje, las actividades pedagógicas efectivas y apropiadas están inmersas en la capacidad de auto-regulación del docente. Este enfoque evita las debilidades de los sistemas de aseguramiento de la calidad que son comunes a los sistemas con un enfoque descendente. Por ejemplo, las declaraciones de Misión y Visión, no tienen que cargar todo el peso que significa proporcionar incentivos a la calidad.

Las iniciativas b y c, corresponden a instancias de retroalimentación, una interna y otra externa, que miden la efectividad de la comunidad educativa.

Las visitas al aula (b), han sido implementadas en dos modalidades: por una parte, son realizadas formalmente, con etapas y resultados claramente establecidas. Otras visitas son más espontáneas, siendo su objetivo proporcionar una retroalimentación menos formal.

Los resultados del programa son revisados de manera regular por el Instituto de Inglés en colaboración con las autoridades académicas de la Universidad.

Las necesidades específicas son detectadas a través de reuniones académicas periódicas con profesores y autoridades del programa. Además, el Instituto de Inglés está implementando un análisis formal de necesidades en un ciclo de cuatro años.

Las necesidades específicas son detectadas a través de reuniones académicas periódicas con profesores y autoridades del programa. Además, el Instituto de Inglés está implementando un análisis formal de necesidades en un ciclo de cuatro años.

Los resultados son analizados en diversos períodos en el transcurso de un año académico:
1. Después de las pruebas parciales.
2. Después del examen final.
3. En período de vacaciones.

La etapa uno proporciona información conducente a intervenciones que se realizan mientras los alumnos están cursando un nivel determinado. Eso implica que la Universidad está a tiempo de intervenir con medidas específicas para ayudar a los estudiantes que obtuvieron resultados más bajos de los esperados.

La etapa dos permite un análisis preliminar de intervención curricular. El análisis final, o etapa tres, corresponde a una revisión de fin de año que puede conducir a intervenciones, tales como cambios en la forma de evaluación, metodología o contenidos del programa.

El análisis de final de año incorpora la retroalimentación del estudiante, la información proporcionada por los profesores, los resultados obtenidos por los estudiantes (notas); además de la revisión de indicadores clave, tales como el porcentaje de asistencia de los estudiantes, grado de satisfacción de los docentes y el grado de compromiso docente.

Los resultados que las notas de los alumnos reflejan, muestran que el programa ha sido exitoso en los últimos dos años, si se consideran los objetivos del programa, el tiempo y sistema de soporte, y los resultados de aprendizaje. Ver promedios por nivel en figura 2.

  2013-10 2013-20 2014-10 2015-20
LCE001 4,6 4,3 4,6 4,1
LCE002 4,9 4,5 4,8 4,6
LCE003 4,9 4,6 4,9 4,5
LCE004 4,4 4,5 4,5 4,7
LCE005 0,0 5,2 4,6 5,1
LCE006 4,8 4,6 4,2 0,0
LCE007 0,0 4,5 3,1 5,3
Promedio 4,7 4,6 4,4 4,7

Cómo aprendo: Metodología

Hablar un idioma es beneficioso incluso mucho antes de ser experto. No es necesario ser completamente bilingüe para disfrutar los beneficios de hablar otro idioma. Sin embargo, es importante ser capaz de mantener una conversación en inglés sin demasiada dificultad. Esto significa que una persona debería lograr comunicarse con un angloparlante sin tener interrupciones en la comunicación, ya sea porque no encuentra la manera de expresar una idea, porque no sabe cómo pronunciar, porque se complica al hablar o porque se siente intimidado y prefiere evitar el riesgo de equivocarse. Entonces la pregunta es: ¿en cuánto tiempo se logra desarrollar la competencia de un inglés funcional?

Muchos estudiantes de idioma alcanzan este nivel de manejo luego de 400 horas de instrucción formal.

Lo anterior parece mucho tiempo, pero reflexionemos:

20 minutos al día = 140 minutos a la semana = 7.280 minutos al año = sería cerca de 120 horas al año.

Si toma “20” minutos al día y estudia inglés, al final de sus estudios universitarios usted lo hablará.

Este sería el caso si estudiara por su cuenta, pero, si aprovecha las oportunidades de aprendizaje del idioma inglés ofrecido por UDLA, alcanzará este objetivo más rápido.

El programa básico del Instituto de Inglés ofrece 100 horas de entrenamiento por semestre. Inscribirse en este programa lo ayudará a comunicarse en inglés dentro de dos años.

Semana: /revisión 21.09. 

¿Cuál es la mejor manera de aprender Inglés?

Es útil discernir entre dos maneras básicas del saber: podemos obtener conocimiento conceptual de un cierto tema, lo que nos permite comprometernos en procesos mentales como explicar, analizar, evaluar, etc. Así, muchos temas en educación requieren tener estas habilidades. Por otro lado, podemos hablar de conocimiento que se expresa en tener la capacidad de hacer ciertas cosas. Por ejemplo, un deportista puede hablar de las técnicas y métodos de entrenamiento para sobresalir en su disciplina, pero su éxito se mide en la capacidad de actuar.

Los cirujanos deben desarrollar habilidades motoras finas. No es suficiente saber sobre una condición de salud determinada. El cirujano debe ser capaz de realizar varios procedimientos con alta precisión.

El primer tipo de conocimiento es la “comprensión” y el segundo es el “hacer”. Encontramos estas categorías interactuando entre sí, pero hay disciplinas donde uno de los dos aspectos del saber ejerce un rol más dominante. Saber un idioma significa, en primer lugar, ser un usuario exitoso del mismo. La habilidad para analizar, explicar y discutir acerca del idioma, es secundario.

Primer principio:

Podemos saber sobre algo y saber cómo hacer algo: Mostrar dominio de un idioma es principalmente hacer algo.

Hay distintos caminos para desarrollar los tipos de conocimiento descritos. Si el objetivo es entender un concepto, poder explicar y razonar, las acciones de aprendizaje reflejan este propósito. Si el motivo de aprendizaje es la capacidad de hacer algo, la metodología se concentra en actividades prácticas. Aprender inglés implica hacer algo, la metodología debe enfocarse entonces en la práctica.

Analizar el inglés no apoya el proceso de aumentar el vocabulario en la memoria a largo plazo. Además, el lenguaje de análisis es probablemente más avanzado que el nivel de inglés y, consecuentemente, es probable que las actividades cognitivas se desarrollen en el idioma materno.

La mayoría de la gente aprende a manejar un auto. Manejar es una habilidad altamente compleja. La mente debe activar fuerzas físicas y hacer estimaciones correctas de objetos múltiples en movimiento. Hay muchos procesos que suceden sin que uno se dé cuenta. Las acciones y reacciones son automáticas. Esta habilidad es el resultado de la práctica y de nuestra habilidad para ajustar nuestro rendimiento con el fin de alcanzar los resultados deseados. Con práctica mejoramos.

Segundo principio:

El buen rendimiento es producto de la práctica. Las habilidades lingüísticas son el resultado de la práctica permanente.

El aprendizaje es un proceso biológico. Así como estamos conscientes de las condiciones de nuestro entorno a través de nuestro cuerpo, sentimos el calor, el frío y la humedad, de la misma manera nuestro cerebro registra la naturaleza de nuestro contexto de aprendizaje. El cuerpo envía estos mensajes en forma de sentimientos y emociones. Si la temperatura disminuye bajo el nivel de comodidad, sentimos frío. Si estamos aislados y no tenemos amistades confiables nos podemos sentir solos. La mente, como sede de la consciencia es el panel central para estas experiencias. La mente, en sí, es vulnerable al ambiente. Si hay muchas cosas pasando en nuestro entorno, si estamos expuestos al peligro, si nos saltamos las comidas y hemos bebido poca agua, la mente reacciona: uno se distrae o se pone nervioso, se siente cansado o le da dolor de cabeza. Al final, estas cosas pueden impedir el aprendizaje.

Tercer principio:

Los procesos mentales están anclados en las experiencias físicas. Asegúrese de cuidar bien sus recursos físicos, su cuerpo y su mente.

Los atletas saben cómo entrenar para lograr las habilidades que los ayudan a rendir al máximo. Los programas de entrenamiento identifican subrutinas que tienen por objetivo grupos específicos de músculos, movimientos, coordinación de ojos y manos, etc. Los atletas entrenan en armonía con la naturaleza del elemento de su desempeño. En otras palabras, para un nadador, un rendimiento superior debe seguir las leyes de la hidrodinámica. Los elementos principales del lenguaje que se deben seguir son el sonido y el significado. Cuando las personas se comunican a través del habla, se las ingenian para intercambiar significado a través del uso del sonido.

Cuarto principio:

El lenguaje, por naturaleza, es el uso del sonido para el intercambio de significado. La prioridad debe ser la práctica de buenas habilidades para escuchar. Se aprende inglés oyendo a los demás hablarlo.

El Programa de Idiomas considera una gama de tipos de evidencia de aprendizaje.

1.    Productos hechos por los estudiantes (videos, ensayos cortos, presentaciones).
2.    Representaciones de los estudiantes (juegos de roles, entrevistas).
3.    Conocimientos específicos (pruebas de alternativas).
4.    Examen de competencia (evaluaciones estándares).